Bodega Beronia Rueda

Bodega Beronia Rueda

Bodega Beronia Rueda

La bodega, obra del arquitecto Gonzalo Tello de IDOM, presenta un diseño respetuoso con el medio ambiente y además de atender las necesidades de producción de vinos blancos de alta calidad incorporando los últimos avances y tecnologías en el campo de la enología, debía dar respuesta a un programa de enoturismo y generar una imagen atractiva acorde con el carácter de los vinos que en ella se elaboran.

Estrategias

Uno de los aspectos clave del proyecto es la integración de la bodega con el paisaje y el viñedo propio mediante las siguientes estrategias:

  • Elección del emplazamiento en punto alto de la parcela, rodeada del viñedo y junto a un grupo de árboles que singularizan en paisaje.
  • Disposición semienterrada aprovechando la topografía y reduciendo el impacto visual.
  • Implantación en planta, adaptándose al terreno y separarando la zona de elaboración y visitas de la de embotellado y almacén, cuyo uso tiene un carácter más industrial.
foto

Bodega Beronia Rueda.

  • Integración en el paisaje mediante taludes ajardinados de la zona de carga y descarga, de modo que esta no se perciba desde el entorno.
  • Elección de una reducida gama de materiales en fachada cuyo color y variación en el tiempo se conjuga con los colores y evolución del viñedo a lo largo del año.
  • Relación visual desde el interior de la bodega con el paisaje a través de grandes ventanales y terrazas en el nivel superior.
foto

Plano planta sótano.

Por otro lado, era necesario incorporar un pequeño programa social enfocado a visitas, potenciando el enoturismo en la zona. El acceso de las visitas se realiza por un camino independiente al de las cargas y descargas de los almacenes, atravesando el viñedo y con la bodega como telón de fondo, recortada contra el cielo y con el pueblo de Rueda al fondo.

Un proyecto sostenible y de vanguardia enológica

Esta bodega de Beronia Rueda busca la armonía y el equilibro, uniendo, a través de un diseño respetuoso con el medio ambiente, acero y tierra, hormigón y uva, cristal y aire.

foto

Conjunto desde cara Sur.

La bodega posee 65 hectáreas de viñedo propio repartidas en dos fincas, La Perdiz y El Torreón, ambas plantadas en 2016. Estas dos fincas son muy diferentes agronómicamente hablando, lo que garantiza una gran variabilidad enológica. La Finca El Torreón, con un suelo con mucho aluvión del Duero y betas de caliza, aporta mineralidad al vino. Por su parte, La Finca La Perdiz, donde está situada la bodega, cuenta con 25 hectáreas de las cuales 5,5 están formadas con los sistemas de conducción en espaldera convencional, Sprawl en Y y Ejes Verticales. Esta disposición, que favorece al viñedo de diferentes formas, da como resultado vinos de alta expresión elaborados a partir de ensamblajes únicos.

foto

Sección.

Los gruesos muros de hormigón del edificio y el semienterramiento de la zona de elaboración, a menos de cinco metros, provoca una baja inercia térmica entre el exterior y el interior de la bodega, asegurando una temperatura constante muy valiosa en el almacenamiento y conservación de los vinos blancos.

foto

Una de las fachadas de la bodega.

En el diseño se ha tenido en cuenta aspectos sostenibles como:

  • la generación de calor con caldera de biomasa
  • la reutilización del agua de lluvia para cisternas, fuente decorativa de la entrada de la bodega y riego de jardines, entre otros usos
  • la reutilización del agua de proceso para, tras su depuración, riego de viñedo, el aprovechamiento de la estabilidad higrotérmica del terreno
  • recepción de uva por gravedad
  • aislamientos térmicos reforzados
  • protección solar pasiva
  • iluminación natural de los espacios interiores combinada con iluminación led regulada por sensores fotoeléctricos, etc.
foto

Plano planta suelo.

La bodega, con una instalación dotada con la última tecnología, combina la presencia de depósitos de acero inoxidable y de hormigón en forma de tulipa, dos materiales nobles empleados para la fermentación de los vinos.

Diseño y características

La entrada se sitúa el punto alto de la parcela de modo que, aprovechando la disposición semienterrada de la bodega, el programa social y administrativo se sitúa en un nivel diferenciado de la zona de elaboración, segregando los usos por niveles. Desde este nivel es posible observar el proceso de elaboración y tener una relación visual con el paisaje exterior o directa a través de terrazas o porches que asoman al viñedo.

foto

Entrada a Bodega Beronia Rueda.

La zona de elaboración se concibe como un espacio unitario que gira en torno a un núcleo central presidido por una escalera escultórica y en torno al que se sitúa el laboratorio, la sala de barricas y la sala de catas, quedando a un lado depósitos de hormigón y de acero inoxidable al otro.

foto

Aspecto de la entrada desde el exterior.

La estructura de la bodega se resuelve mediante 6 pórticos de muros y grandes vigas de hormigón que salvan 10 m. de luz sobre las que se sitúan unas placas prefabricadas TT de hasta 14 m. de longitud. Estas últimas, son las que dotarán al espacio interior y volumen exterior de una imagen unitaria configurando la identidad de la bodega.

foto

Zona de elaboración.

Se utiliza una limitada gama de materiales para la construcción, empleando para los acabados los mismos que encontramos en los elementos de elaboración y embotellado del vino; hormigón, acero, madera y vidrio. Sobre el soporte de una arquitectura austera, será el tratamiento y disposición de los elementos de elaboración, la relación entre los espacios interiores y de éstos con el paisaje y el viñedo y la experiencia del recorrido a través de la bodega la que generen la imagen que percibirá el visitante, sin necesidad de alardes en lo constructivo ni en los materiales empleados.

Compromiso de la empresa con la sostenibilidad

Beronia Rueda pertenece al grupo González Byass cuyo compromiso con la sostenibilidad se materializa en el plan '5+5 Cuidando el Planeta'. Todas las bodegas de esta empresa desarrollan medidas para optimizar los recursos energéticos, reducir el consumo de agua, y otros objetivos que contribuyen a la protección del medio ambiente. De esta forma, los vinos que elaboran (ya cuenta con vinos ecológicos en diferentes D.O) tienen el menor impacto posible sobre el medio ambiente lo que les ha permitido la obtención de la certificación 'Wineries for Climate Protection'.

foto

Depósitos de hormigón.

Esta filosofía se plasma, además, en diferentes proyectos que han llevado a cabo en algunas bodegas, como ésta de Rueda o la nueva que están construyendo en la D.O. Rioja, que se trata de un edificio singular que empleará un sistema de termoactivación estructural por geotermia. Otra de sus bodegas, Viñas del Vero (D.O. Somontano) ofrece al enoturismo la posibilidad de recargar sus vehículos eléctricos.

FICHA TÉCNICA

Nombre del proyecto: Bodega Beronia Rueda

Autores Proyecto: IDOM: Gonzalo Tello Elordi (arquitecto), Almudena García Bacarizo (Ingeniero Agrónomo)

Arquitectos colaboradores: Carlos Sambricio, Borja Gómez, Andreia Faley

Estructuras: David García Menéndez, Beatriz Suárez, Jorge de Prado

Instalaciones de proceso y de edificación: Gorka Viguri, Federico Reguero, Alejando Viu, Naiara Moreno, Elena Guezuraga

Presupuesto, dirección y ejecución de las obras: María Victoria Blázquez

Diseño Interior: Gonzalo Tello, Borja Gómez

Ingeniería e instalaciones: Federico Reguero, Naiara Moreno, Alejandro Viu, Noemí Barbero, Elena Guezuraga Gorka Viguri y Federico Reguero

Emplazamiento: Rueda, Valladolid

Cliente / Promotor: Grupo González Byass

Contratista: Inbisa

Fecha Proyecto: 10/2015 – 05/2016

Fecha Construcción: Inicio (10/2016) y final de obra (09/2017)

Superficie: 3.690 m2

Presupuesto: 2.737.794 M €

Fotografía: Aitor Ortiz


Publicación más antigua


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados